10 maneras de elevar la energia y vibracion de tu hogar

A menudo hablamos de lugares y personas que emanan “buena energía” o “mala energía”, cuando en realidad lo que queremos decir es que la energía es alta o baja. En términos científicos, la descripción de la energía como alta o baja en realidad se describe como un grado de vibración o frecuencia, y nuestro cuerpo y mente la percibe.

Un hogar lleno con buena energía vibra, siempre será un lugar donde sentiremos protección y bienestar. Existen maneras para hacer de tu hogar de esta manera y lograr un espacio cálido y acogedor.

Todos buscamos hacer de nuestro espacio un lugar hermoso para habitar. Buscamos transformarlo para hacernos sentir protegidos y seguros. Algunas personas buscan formas de hacerlo por medio de la decoración apoyándose en ciertas creencias y rituales. Siempre y cuando sea algo razonable y que ayude a reafirmar nuestro deseo de un lugar mejor para vivir, creemos que puede ser válido.

Algunos hablan de altas vibraciones y la energía cuando se quieren referir a, cómo se siente estar con una persona en especial o un lugar específico. Y puede ser verdad, recordemos que todo es energía. Cuanto mayor sea el nivel de “vibración” que tenga una persona o lugar, mejor nos sentiremos. Y cuanto mayor sea la vibración de nuestros hogares, mejor la energía y nos sentiremos bien viviendo en ellos. Eso podríamos traducirlo en un lugar limpio, o en una persona que no trae muchas complicaciones existenciales.

Te ofrecemos 10 maneras de hacer que tu hogar consiga esa alta vibración y energía que te tendrá con las pilas siempre recargadas y lleno de vigor y bienestar.

1. Se ordenado.

Elimina el desorden. Deshacerse de los elementos duplicados y de las cosas que ya no tienen ningún uso pueden liberar espacio, y hacernos sentir mucho más felices y cómodos.

Limita un poco tu ropero, deshazte de los objetos que tengas ‘por si acaso’ que en realidad nunca usas, y siempre elige la calidad sobre la cantidad. Otras maneras de eliminar el desorden de tu casa incluyen los préstamos en lugar de compras, el uso de productos de usos múltiples y el gasto en experiencias en lugar de ‘cosas’.

2. Quemar hierbas para un hogar con energía y alta vibración.

La quema de hierbas, una práctica conocida como sahumerio, se ha utilizado durante miles de años para limpiar el aire de impurezas tales como bacterias y virus. El sahumerio también se utiliza como un ritual místico tradicional, que cambia, limpia y altera al aire circundante.

Siendo un ritual, algunas personas no lo toman en serio, pero es cuestión de formas de pensar, y si bien, no quiere decir que sea ley el significado de un ritual, si se hace por el bien, causará un efecto positivo.

El sahumerio se puede utilizar para limpiar tu espacio cuando: Te mudas a un nuevo hogar, empiezas un nuevo trabajo o carrera, un huésped sale de tu casa, antes de la meditación, acabas de tener una discusión o de sufrir una enfermedad. También puedes prender un incienso de hierbas mediante la mezcla de hierbas de tierra y colocando la mezcla en un disco de carbón encendido en la parte superior de tu quemador de incienso.

TE PUEDE INTERESAR:  Nuestros cuerpos están interactuando constantemente con todo el Universo

3. Difundir aceites esenciales.

Los aceites esenciales trabajan para limpiar tu casa y ayudarte a sentirte ligero y elevado por la difusión de su aroma único y agradable. Muchos también tienen potentes propiedades antimicrobianas que eliminan virus y bacterias en el aire.

4. Encender lámparas de sal del Himalaya.

Estas lámparas de sal de suave brillo son una fuente natural de aire fresco y limpio, justo lo que necesitas para limpiar tu casa mientras que proporcionas un aura de calma.

Ya que atraen el agua, tienen un poder increíble para eliminar polvo, polen, humo y otras impurezas del aire. Las lámparas de sal del Himalaya también emiten iones negativos lo que significa que aumentan los niveles de energía, eliminan la electricidad estática, neutralizan la radiación electromagnética, estimulan el sueño y mejoran el estado de ánimo general.

5. Escucha música para incrementar las frecuencias.

La música es algo más que simple entretenimiento o una forma de arte. Puede tener un efecto calmante y curativo en todo el cuerpo y altera las vibraciones en cualquier espacio que llene.

Varios estudios han demostrado que el tipo correcto de música proporciona alivio al dolor; beneficia el corazón, la sangre y el sistema inmunitario; mejora el aprendizaje; combate la fatiga; y promueve el sueño.

Por supuesto, su capacidad para mejorar nuestro estado de ánimo, está fuera de toda duda. Para obtener la mayoría de los efectos de la vibración positiva, elije la música clásica, Jazz, Folk, Orquestal, Soul o la música de Opera. Si estos géneros no hacen nada por ti, entonces pon cualquier cosa que te haga sentir bien.

6. Poner plantas y flores frescas para una buena energía en el ambiente.

Disfrutar de la naturaleza y todo lo que tiene para ofrecer es una manera segura de disfrutar de las vibraciones positivas, la atención plena, y un estado de ánimo levantado. La eco-terapia (estar en la naturaleza) ha llamado la atención de la comunidad científica ya que muchos estudios encuentran que combate la depresión y mejora la salud mental y el bienestar.

Si este es el caso, ¿por qué no traer la naturaleza dentro de tu hogar para recibir energía positiva? Una forma de hacer esto es llenando tu espacio propio con plantas en macetas y flores frescas, sus colores brillantes y su fragancia también hacen de tu hogar un espacio acogedor.

7. Considera los cristales para elevar las vibras.

El uso de cristales para la curación y la positividad se remonta a tiempos antiguos. Los sumerios elaboraban “pociones mágicas” de cuarzo, los griegos usaban la amatista como amuletos, y los chinos usaban el jade en la medicina.

Se dice que estos cristales populares tienen numerosos beneficios. Aunque no creas en los poderes curativos de los cristales, le añadirán algo de estilo a tu casa lo que garantiza que tendrás un estado de ánimo mejorado. ¿Por qué no intentas tenerlos en tu hogar? Su belleza a los ojos y lo que produce el verlos, puede más que cualquier creencia. Son una joya invaluable.

TE PUEDE INTERESAR:  Estas son las emociones de baja vibración que retrasan tu despertar espiritual y enferman tu cuerpo

8. Elige colores que influyan positivamente en tu estado de ánimo.

Los colores utilizados en nuestro hogar son un reflejo directo de nuestra personalidad y pueden afectar nuestro estado de ánimo y pensamientos de maneras muy sutiles.

La reacción a un color es única en cada persona, por lo que debes elegir el que consideres más adecuado para ti. En general, nos vemos afectados por el color de las siguientes maneras:

Rojo: Aumenta el nivel de energía de una habitación e incrementa la adrenalina y el bombeo de la sangre, por lo tanto la energía. Puede ser demasiado estimulante para algunas personas, y algunos espacios. El carmesí puede invocar sentimientos de rabia y hostilidad.

Amarillo: Es energizante y estimulante. Capta la alegría de la luz del sol y las señales de felicidad. El exceso de amarillo puede crear sentimientos de frustración y rabia.

Azul: Puede ser calmante, relajante y sereno, pero también puede causar sentimientos de tristeza.

Verde: El color más relajante para el ojo, que promueve la comodidad, la calma y el crecimiento.

Púrpura: Los tonos oscuros están asociados con el lujo, la creatividad y el dramatismo. Las versiones más claras traen la misma calidad de descanso como el azul, pero con más calor.
Naranja: Evoca la emoción, el entusiasmo y la energía.

9. Encender velas para alta energía en el ambiente.

Las velas se han utilizado durante miles de años para proporcionar luz, transmitir calma y destacar la celebración. Su profundo resplandor amarillo es hipnótico, reflectante y un gran punto focal para la meditación. Encender cualquier vela ayudará a aumentar las vibraciones en tu casa, pero elegir ciertos colores y olores en las velas las aumentará aún más.

Recuerda que muchas de las velas que se compran en tiendas pueden ser peligrosas para tu salud y contribuyen a la mala calidad del aire. Opta por velas a base de soja, perfumadas con aceites esenciales naturales o, también podrías hacer tus propias velas.

10. Deja que entre el aire fresco.

Una casa mal ventilada y con falta de oxígeno puede conducir a sentimientos de letargo y bajo estado de ánimo. Es sólo un lugar desagradable para estar. Una de las maneras más fáciles para refrescar el aire es abrir las ventanas. Simplemente dejando que entre aire fresco por unos pocos minutos cada mañana antes de ir a trabajar limpiará y rejuvenecerá.

Recuerda que tu casa junto con tu cuerpo es el templo en el que vives.

Si te gustó este artículo dale click en ME GUSTA y compártelo en las redes sociales:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here