Que hacer para aliviar los incómodos síntomas del colon irritable

El colon irritable, cuya denominación más exacta es Síndrome del Intestino Irritable (SII), es un cuadro crónico y recidivante caracterizado por la existencia de dolor abdominal y/o cambios en el ritmo intestinal, acompañados o no de una sensación de distensión abdominal, sin que se demuestre una alteración en la morfología o en el metabolismo intestinales, ni causas infecciosas que lo justifiquen.

También se ha denominado colitis nerviosa, colitis espástica ó colon espástico. Todas estas denominaciones se consideran hoy erróneas e incompletas.

Los síntomas suelen incluir dolor abdominal, gases y episodios de diarrea y/o estreñimiento.

Esto hace que normalmente se diagnostique por sus síntomas. Estos son los principales:

  • Dolor y calambres abdominales, que quizás se alivian defecando
  • Un cambio de hábitos intestinales, con episodios de diarrea, estreñimiento o ambos
  • Gases e hinchazón en el estómago
  • Flatulencia
  • Experimentar una necesidad urgente de ir al baño
  • Una sensación de que no se ha liberado del todo el intestino tras ir al baño

Aunque la causa exacta del colon irritable no se conoce, sí que se sabe que hay factores que lo empeoran. No tiene complicaciones orgánicas pero sí hay que realizar el tratamiento adecuado para cada período:

Dieta para el colon irritable

La dieta de la persona con el síndrome del intestino irritable deber estar personalizada a cada caso. Como pautas genéricas podemos destacar:

  • Moderar el consumo de fibra insoluble (procedente de alimentos integrales) de la alimentación para no contribuir más a los desequilibrios en el tránsito intestinal.
  • Potenciar el consumo de fibra soluble (en forma de gomas, pectinas y mucílagos) en la dieta. Se puede hacer con la ayuda de los alimentos como el dulce de membrillo o la manzana, aunque también se recomienda tomar diariamente suplementos alimentarios de este tipo de fibras.
  • Evitar los alimentos ricos en grasas, las frutas cítricas (sobre todo la naranja) y las espinacas para menguar y neutralizar el efecto laxante producido por las sales biliares (bilis) en el colon.
  • Disminuir el consumo de fructosa (un tipo de azúcar simple que se encuentra sobretodo en las frutas). Elegir las frutas más pobres en azúcar y más ricas en pectina como por ejemplo la manzana con piel. No es adecuado tomar zumos de fruta ni néctares.
  • Eliminar totalmente el consumo de sorbitol (un edulcorante), los alimentos o especies picantes, el gas (en las bebidas), el café y el té.
  • Beber dos litros de agua al día. Es muy importante garantizar la hidratación cuando hay descomposición o diarreas. Se recomienda beber agua o infusiones suaves como la tila y la maría luisa (que no tienen ningún efecto laxante). Además un aporte suficiente de líquidos también ayudará a combatir el estreñimiento.
  • Aun cumpliendo todas las pautas mencionadas no se debe olvidar que es necesario controlar el estrés. Una ayuda natural para combatir y controlar los niveles de estrés es tomar pasiflora y valeriana.
TE PUEDE INTERESAR:  10 síntomas que te indicarán un despertar espiritual

Alimentos indicados durante una crisis diarreica

  • Leche descremada parcialmente deslactosada, yogur descremado, quesos blancos, huevo entero.
  • Carnes: al principio blancas y cocidas y subdivididas, luego incorporar las rojas.
  • Vegetales: zapallo, zanahoria sin centro, pulpa de zapallitos sin cáscara ni semillas, preferentemente cocidos.
  • Frutas: manzana sin cáscara, banana madura y pisada, luego pulpa de pera.
  • Pastas: simples y rellenas sólo con los alimentos permitidos, bien cocidas y no recalentadas. Por ejemplo: fideos simples o ravioles de ricota.
  • Cereales refinados (no integrales). Por ejemplo: arroz blanco.
  •  Pan blanco desecado o apenas tostado.
  • Gelatina diet, aceite crudo, condimentos aromáticos (canela, vainilla, orégano, laurel, perejil, tomillo, albahaca, clavo de olor, azafrán).
  • Infusiones: té claro, tisanas y mate cocido livianos, café descafeinado.
  • Bebidas: agua sin gas, caldos, jugos, licuados de frutas permitidas.

Indicaciones para periodos de constipación

  • Consumir alimentos que produzcan estímulos suaves como yogur, vegetales y frutas cocidas. Por ejemplo: remolacha, pulpa de tomate y berenjenas, palmitos, puntas de espárragos, chauchas sin hilos ni porotos, papa y batata. Duraznos y damascos, sin son enlatados, en la versión light.
  • La fibra de cereales integrales sólo se indica cuando el paciente no presenta dolor ni flatulencias.
  • Descubrir cuáles son los alimentos que se asocian a las crisis y probar tolerancia.
  • Comer despacio, masticar bien y evitar tragar aire al ingerir los alimentos.
  • Fraccionar la alimentación como mínimo en 4 comidas al día y evitar comidas abundantes.
  • Tomar dos litros de agua al dia
TE PUEDE INTERESAR:  3 Pasos para revertir naturalmente un metabolismo lento

LO QUE HAY QUE EVITAR

  • Bebidas alcohólicas y gaseosas.
  • Legumbres
  • Picantes y encurtidos.
  • Moderar el consumo de café y mate cebado ya que suelen ser irritantes de la mucosa intestinal.

Como has podido leer es imprescindible informarse sobre este tema a profundidad con un profesional, también seguir estos buenos consejos y hacer cambios en nuestra dieta alimentaria para decir no más al colon irritable.

Si te gustó este artículo dale click en ME GUSTA y compártelo en las redes sociales:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here