Controlar la caida del cabello de forma natural

La pérdida o caída del cabello es uno de los problemas estéticos que más afecta a los hombres y mujeres de todo el mundo. En un principio puede pasar desapercibido pero, con el paso del tiempo, se convierte en algo muy preocupante porque la melena empieza a perder abundancia.

Existen muchos factores que pueden desencadenar este problema capilar, incluso desde edades muy jóvenes; por suerte, también hay muchos tratamientos y productos naturales que pueden ser útiles para restaurarlo.

El cabello forma parte del atractivo físico tanto en hombres como en mujeres. La mayoría están en la búsqueda constante de lucir un cabello abundante y brillante, ya que este mejora la apariencia y da una mejor imagen estética. Sin embargo, un gran porcentaje de personas tienen que luchar contra la caída del cabello, que es uno de los problemas capilares más comunes y difíciles de tratar.

Se estima que en el cuero cabelludo hay 100.000 hebras de cabello y es normal que al día se caigan de 50 a 100. No obstante, cuando la caída supera este límite, es el momento de empezar a tratarlo, ya que puede avanzar a un problema mayor y llegar a la calvicie.

¿Por qué se cae el cabello?

Actualmente muchas personas tienen que lidiar con este problema capilar, ya que son muchos los factores que pueden desencadenarlo. Entre sus principales causas encontramos:

  • Los efectos ambientales
  • El envejecimiento
  • El estrés
  • Consumo excesivo de tabaco
  • Deficiencias nutricionales
  • El desequilibrio hormonal
  • Factores genéticos
  • Infecciones del cuero cabelludo
  • El uso de productos químicos para el cabello
  • Ciertos medicamentos
  • Enfermedades autoinmunes, síndrome de ovario poliquístico, anemia por deficiencia de hierro o enfermedades crónicas.

Hoy en día existen muchos productos que pueden ayudar a hacerle frente a esta afección para evitar que empeore y recuperar la belleza del pelo. Sin embargo, no es necesario invertir altas sumas de dinero en costosos tratamientos que pueden tardar mucho tiempo en dar resultado. En lugar de eso, podemos optar por utilizar ingredientes naturales que, por sus propiedades, también pueden ayudar a conseguir un cabello abundante y sedoso.

TRATAMIENTOS Y REMEDIOS NATURALES PARA PREVENIR Y RECUPERAR LA CAIDA DEL CABELLO

A continuación te ofrecemos varias posibles soluciones a este problemita tan molesto como es la caida del cabello, pero antes quisiera recordarte que la constancia en los tratamientos y la voluntad de hacerlo bien es la clave del éxito para ver unos óptimos resultados, por eso te decía al principio “posibles soluciones”, ya que mucha gente cuando inicia el tratamiento no es constante en el mismo y como tal el resultado esperado nunca se ve:

1Jugo de Cebolla

El jugo de cebolla es una de las alternativas naturales que se está haciendo popular por su efectividad para controlar esta condición. Sus propiedades frenan la caída y, de paso, combaten otros trastornos como la caspa, las infecciones por hongos y la sequedad.

¿Por qué el jugo de cebolla ayuda a controlar la pérdida del cabello?

El cabello crece a partir de los folículos pilosos del cuero cabelludo, los cuales sirven como medio para absorber los nutrientes cuando existe una adecuada circulación de la sangre en la zona.

El jugo de cebolla contiene una sustancia azufrada conocida como alicina, que es la responsable de estimular la circulación del cuero cabelludo para que el pelo crezca sin problemas.

También cuenta con una acción antiséptica y antibacteriana que ayuda a limpiar en profundidad los folículos para evitar el desarrollo de levaduras y bacterias asociadas con la debilidad y la caída.

Otra de las causas del adelgazamiento y la pérdida del cabello tiene que ver con el estrés oxidativo causado por los radicales libres y la disminución de un antioxidante natural conocido como catalasa.

Cuando este jugo natural se extiende por todo el cuero capilar los niveles de este antioxidante aumentan e inhiben la acción de esas moléculas de contaminación.

Sin lugar a dudas, la principal ventaja de este recurso natural es que se puede elaborar en casa, con muy poco presupuesto y resultados sorprendentes.

Lo mejor de todo es que se puede utilizar como remedio de prevención para contrarrestar los daños que sufre por las condiciones del ambiente o el uso de elementos inapropiados.

¿Cómo preparar jugo de cebolla para combatir la caída del cabello?

El uso de esta verdura sobre el cabello es seguro, no ocasiona efectos secundarios y tampoco implica aplicarle productos químicos.

Se trata de una fórmula 100% natural que se puede utilizar mínimo un par de veces por semana para promover el crecimiento y volumen de la melena.

Ingredientes: 3 cebollas,

Utensilios: 1 licuadora o extractor

¿Qué debes hacer?

Pela el número requerido de cebollas, en este caso tres, trocéalas y llévalas a la licuadora o extractor.

Sin añadirle agua u otro producto, procesa todo muy bien hasta obtener un jugo de cebolla puro.

Tratamiento con jugo de cebolla para el cabello

Aunque el jugo de cebolla se puede aplicar por sí solo, siempre es mejor combinarlo con ingredientes como la miel para atenuar su penetrante olor y potenciar sus efectos.

Vas a necesitar: ¼ de taza de jugo de cebolla (62 ml), 2 cucharadas de miel (50 g)

¿Qué debes hacer?

Mezcla las dos cucharadas de miel con el jugo de cebolla, verificando que quede bien incorporada.

TE PUEDE INTERESAR:  5 Venenos blancos que consumes a diario y destruyen tu vida

Modo de aplicación: Puedes empezar invirtiendo solo 15 minutos del día para la realización del tratamiento. Humedece el cabello y aplica el producto con un suave masaje por todo el cuero cabelludo. Déjalo actuar 10 minutos y enjuaga con el champú de uso habitual.

Otra opción consiste en dejarlo actuar toda la noche cubierto con un gorro y enjuagar a la mañana siguiente.

Tiempo del tratamiento

Para obtener buenos resultados es esencial aplicar este producto como mínimo dos veces por semana.

Sin embargo, si se puede utilizar todos los días durante dos meses seguidos, mucho mejor.
Incorporando este bondadoso remedio natural en tu rutina de belleza vas a notar que en poco tiempo tu melena empieza a lucir más fuerte, brillante y abundante.

Lo más importante es ser constantes con su aplicación y complementarla con la adopción de una dieta rica en nutrientes esenciales para promover el crecimiento.

2Masaje con aceite esencial

Los masajes con un aceite esencial para el cabello son muy adecuados para combatir este problema, ya que incrementan el flujo sanguíneo a los folículos pilosos y fortalecen las raíces. Entre los aceites que se pueden utilizar con este fin encontramos el aceite de coco, de almendras, de oliva, de ricino y de romero.

¿Qué debes hacer?

  • Una buena opción es preparar una mezcla de alguno de los aceites esenciales con aceite de romero. Este último acelera los resultados y le aporta importantes beneficios al pelo.
  • Aplicar un poco de aceite por todo el cuero cabelludo y masajear, aplicando una ligera presión con los dedos.
  • Se debe realizar este tratamiento una o dos veces por semana.

3La alholva o fenogreco

Este ingrediente natural se ha popularizado por su efectividad para combatir la pérdida del cabello. Estas semillas contienen estrógenos y otras sustancias similares a las hormonas sexuales femeninas que mejoran el crecimiento del cabello y ayudan a reconstruir los folículos pilosos. Además, aporta proteína y ácido nicotínico que también estimulan el crecimiento natural del cabello.

¿Qué debes hacer?

  • Pone a remojar semillas de alholva en una taza de agua durante toda la noche.
  • A la mañana siguiente, machácalas hasta formar una pasta.
  • Aplica la pasta por todo el cabello y cuero cabelludo, cubre con un gorro y déjalo actuar durante 40 minutos.
  • Realiza este remedio a diario durante un mes.

4Remolacha o Betabel

Además de ser muy saludable para el organismo, el jugo de remolacha es un buen aliado de la salud capilar, capaz de frenar la caída y promover el crecimiento saludable. Contiene hidratos de carbono, proteínas, potasio, fósforo, calcio y vitaminas B y C, que son esenciales para un cabello saludable y fuerte.

¿Qué debes hacer?

  • Incluye jugo de remolacha en tu dieta. También se pueden consumir otros jugos como el de espinaca, lechuga, alfalfa, zanahoria o arándanos, entre otros.
  • Para su uso capilar, pon a hervir algunas hojas de remolacha, tritúralas y luego mézclalas con un poco de henna. Cuando se forme una pasta, aplícala por todo el cuero cabelludo, deja que actúe durante 20 minutos y enjuaga con abundante agua. Es importante tener en cuenta que este tratamiento puede cambiar el tono del cabello, aunque es ideal para cubrir las canas naturalmente.

Por otro lado es importante destacar que una buena alimentación nos ayudara notablemente a detener la caida del cabello y en algunos casos a recuperarlo completamente.

ALIMENTOS PARA EL FORTALECIMIENTO Y CRECIMIENTO DEL CABELLO

Para estimular el crecimiento del pelo:

Aminoácidos. La falta de ellos, hace que se ralentice el crecimiento del cabello. Los aminoácidos se encuentran en alimentos como el pescado, la carne, los productos lácteos y la soja.

Las proantocianidinas. También ayudan al crecimiento del pelo, y están presentes, por ejemplo, en las uvas.

Proteínas. Son las encargadas del mantenimiento y el crecimiento de nuevas células y tejidos, justo lo que necesita tu cabello. La carne y el pescado son alimentos ricos en proteínas.

Zinc. Estimula la proliferación de las células y promueve el crecimiento y fortalecimiento del pelo. Ostras, nueces y castañas contienen mucho zinc.

Nutrientes que previenen la pérdida de pelo:

ahora te explicamos qué debes comer para evitar la caída del pelo:

El ácido fólico. Además de evitar la caída, aumenta la resistencia del cuerpo y el efecto de la vitamina B12. Las legumbres, por ejemplo, son alimentos ricos en ácido fólico.

Cistina. Las personas que carecen de él, son más propensas a la pérdida del cabello. Este aminoácido está presente en los huevos, la carne, la leche y los cereales.

Hierro. Incluso si no tienes anemia, la deficiencia de hierro puede conducir a la pérdida de cabello. Las lentejas, la carne roja y algunos moluscos como los berberechos, por ejemplo, contienen hierro.

Taurina. Ayuda a la protección de los folículos pilosos y, por lo tanto, evita la caída del pelo. Los alimentos como el pescado y los mariscos son ricos en taurina.

La vitamina H o Biotina. Es una vitamina soluble en agua y forma parte de la familia del complejo B. Es esencial para el crecimiento de las células y su falta acentúa la pérdida de cabello. Los alimentos que contienen esta vitamina son el hígado, la soja y las yemas de huevo.

Si quieres fortalecer tu cabello:

Si tu pelo crece rápido pero sin la fuerza que te gustaría, es hora de resolver ese problema de una vez por todas.

TE PUEDE INTERESAR:  Hallando la calma en medio del caos

Calcio. La falta de calcio en el pelo, hace que el éste se vuelve quebradizo. Para aumentar los niveles de calcio en tu cuerpo, sólo tienes que comer alimentos como el tofu, el brócoli y la avena.

Cobre. El cobre ayuda en la formación de colágeno y elastina, que protegen el cabello contra la rotura. Se encuentra en alimentos como el hígado o los cereales.

Azufre. Es un componente presente en la queratina del cabello. Lo puedes encontrar en la carne, huevos, frutos secos, leche y otros muchos.

Silicio. Estimula las fibras como el colágeno y la elastina, haciendo que el pelo sea más grueso. Está presente en cereales integrales, almendras o nueces.

La vitamina E. Actúa contra los radicales libres, previene el daño celular asociado con el envejecimiento y mejora la microcirculación del cuero cabelludo. Para adquirirlo, puedes incluir en tu dieta alimentos como los cereales y los aceites vegetales.

Vitamina F. Su falta afecta al proceso de queratinización del cuero cabelludo, lo que desemboca en la aparición de caspa, y deja el cabello más fino y frágil. Para evitar que esto suceda, come aguacate, nueces o semillas de girasol.

Nutrientes para un cabello brillante e hidratado:

Por fin, después de hablar de cómo fortalecerlo, prevenir su caída y estimular su crecimiento, ahora es el momento de preservar estos cambios para que la salud de nuestro pelo sea duradera.

Agua. Aunque resulte obvio, no podíamos dejarla fuera de esta lista de nutrientes. El agua es el responsable del transporte de todos los otros nutrientes en el cuerpo, que ayuda a hacer que tu cabello esté más hidratado y lleno de vida. Debes tomar por lo menos 2,5 litros al día.

Potasio. Es el que controla la cantidad de agua en el pelo, lo que hace que nuestro cabello sea más flexible y no se quiebre con tanta facilidad. Se encuentra en los plátanos, por ejemplo.

Selenio. Éste antioxidante ayuda a combatir los radicales libres que causan el envejecimiento del pelo. La nuez de Brasil es el alimento con la mayor concentración del nutriente.

Vitamina A. Es la encargada de detener la degeneración de las células del cabello causada por la oxidación y el exceso de grasa en el cabello. Está presente en la carne de vacuno, el hígado, la zanahoria o la papaya, entre otros.

TE PUEDE INTERESAR: Conoce 7 deficiencias nutricionales que podrían enfermarte

Y ahora que ya conoces estos nutrientes, incropóralos a tu dieta diaria y consigue ese pelo que siempre has soñado. Come sano, ¡tu pelo te lo agradecerá!

DESCUIDOS GENERALES QUE PRODUCEN DIARIAMENTE LA CAÍDA DEL CABELLO

El uso de colas de caballo, es decir atarse el pelo con “colitas”, “gomitas”, pinzas de mucha presión, son elementos que producen una caída del cabello demoninada “alopecia por tracción”. Reduzca el tiempo en que lleva el pelo atado lo más posible.

Tratamientos del cabello que involucren calor excesivo, como los baños de crema con calor, y el secado del pelo con aire caliente, produce daños en los folículos del pelo y la consecuente debilitación y caída. Evite en lo posible el uso de secadores, o bien mantenga el aparato secador a prudente distancia y muevalo en círculos, de modo que no se concentre el aire en una única zona.

La tintura y el proceso de decoloración del cabello lo daña en exceso. Los químicos utilizados para generar la “permanente” también.

Shampoos que contienen altos índices de químicos abrasivos. El shampoo debe ser usado en poca cantidad, y una vez al día. Busque aquel shampoo que mejor resultado le brinda a su pelo, y sólo utilice ése. Consiga productos especializados para su tipo de cabello, y consulte a un dermatólogo.

Lavar el cabello con agua caliente: Es muy importante no lavar los cabellos con agua muy caliente, ya que con esto acentúa algunos problemas, tales como el exceso de grasitud por sobre la estimulación de las glándulas sebáceas o deshidratación, según el estado del cuero cabelludo. Lo ideal es lavarlo a temperatura normal o fría para que sea un agrado y no un suplicio, de esta forma estamos fomentando la circulación en esta zona. Un buen lavado tiene que dejar el cabello sedoso y brillante.

Peines plásticos de dientes muy juntos y puntiagudos, cepillos duros. Estos raspan el cuero cabelludo a la vez que arrancan los pelos enredados. Si su pelo tiende a enredarse demasiado, utilice crema de enjuague pero únicamente en los extremos para evitar la caida del cabello.

Un tipo de peinado que requiera demasiado del peine o del tironeo del pelo para dejarlo en esa posición o con esa caida predilecta. Es mucho mejor que el pelo caiga naturalmente desde la dirección en la que crece.

Secarse el cabello con violencia. Mucha gente utiliza la toalla frenéticamente sobre su pelo mojado para secarlo rapidamente, que es justamente cuando más quebradizo está, y cuando el poro está dilatado y flojo. Esto arranca el pelo facilmente. Lo mejor es presionar la toalla sobre el pelo y dejarla absorber el agua sin moverla sobre el cuero cabelludo.

Si sigues estos consejos seguro veras un pronto y optimo resultado!

Si te gustó este artículo AYÚDANOS con un like o compártelo en las redes sociales:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here