Se habla mucho de la directa relación que tienen los distintos dolores físicos que sentimos y de cómo ellos están directamente relacionados con nuestras emociones.  Dirán ¿Cómo esto puede ser posible?, si así es.  Y para probar ello la ciencia como es la medicina y la sicología se han unido como tantas veces, en el área de la salud física.  Es por ello, que hoy les hablaré de algunos Dolores Físicos que se Relacionan con Nuestras Emociones.

Psicólogos como la Dra. Susanne Babbel, han realizado estudios de que los dolores crónicos, en muchas oportunidades, no están relacionado solamente con heridas o lesiones, sino que también pueden tener su origen en las emociones o el estrés.

Luego de leer este artículo, entenderán muchas de las razones por las cuales tenemos Dolores Físicos que se Relacionan con Nuestras Emociones.

Empezaremos por las distintas áreas de nuestro cuerpo y veremos cómo podremos resolver el malestar que tenemos.

1.  La Cabeza

Cuando sentimos dolor de cabeza, generalmente podemos relacionarlos con estrés o con distintos problemas anímicos.  El trabajo de nuestros días en distintas empresas o lugares, sumado a las tareas diarias en nuestros hogares, hacen que tengamos día por medio dolores de cabeza.  Una de las mejores soluciones para no tenerlos, es realizar ejercicios físico y descansar.  Debemos tratar de relajar nuestras tensiones y de esta forma nos evitaremos varios dolores de cabeza.  Si probamos la relajación, evitaremos tomar medicamentos seguido para no sentir migrañas.

2.  El Cuello

Muchos especialistas de Reiki aseguran que en el cuello es donde almacenamos la culpa y la recriminación hacia nosotros mismos.  

Sentir dolores constantes en nuestro cuello significaría entonces que nos estamos juzgando a nosotros mismos en demasía.  O quizás existan distintas cosas que hemos realizado que nos hacen arrepentirnos o que simplemente no nos sentimos conformes con  como se han sucedido.  Tenemos que darnos cuenta que hay que dejarlas ir, que lo que sucedió ya sucedió y que no podemos cargar con ello de por vida.

Lo que aconsejan realizar en estos casos, es darse un tiempo para pensar en todo lo bueno que uno tiene, y tratar siempre de pensar en positivo esto hará que nos llenemos de energía buena y podremos perdonarnos a nosotros mismos y dejar que todo fluya y siga su camino.

3.  Los Hombros

Otra parte y no menor de nuestros dolores son los Hombros.

El Kinesiólogo “Ros Kitson” dijo:  “En nuestros hombros cargamos nuestros problemas.  Solemos Hablar sobre llevar peso sobre nuestros hombros, y es exactamente así.  Nuestras tensiones cotidianas se traducen en dolores en esta área”.

Y lo que podemos analizar, luego de estas palabras, es que seguimos en la línea de adjudicarnos nosotros mismos exigencias que superan nuestras posibilidades o que nos hacemos cargo de cosas o hechos que no deberíamos.  No por no hacernos cargo en algunas ocasiones, estamos dejando de lado nuestras responsabilidades.  Hay que saber cómo dividir los distintos roles y las distintas tareas entre todos para que no sea uno solo el que cargue con la mayor parte.

4.  La Espalda Alta

Los dolores en esta zona, se asocian con que las personas pueden sentirse poco queridas o con que estén precisando ayuda.  En estos casos debemos buscar ayuda entre nuestros seres queridos, con el amor y cariño de ellos podemos curar este tipo de dolor.  Apoyarse en los seres amados es un gran remedio para los dolores en la espalda alta.

5.  La Espalda Baja

Este tipo de dolores están relacionados con los problemas económicos, así como también con una falta de apoyo emocional.

La solución en este caso sería pedir mayores retribuciones económicas o revisar nuestras cuentaspara poder destinar mejor nuestros ingresos y egresos, dando la posibilidad de un pequeño ahorro.

Existen muchas más partes del cuerpo que se relacionan con nuestras emociones.  Hoy hablaremos de estas pero con seguridad seguiremos hablando en próximos artículos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here