LA CÚRCUMA: La raíz dorada que sustituye a los antidepresivos como el PROZAC

La cúrcuma es una especia del curry de color amarillo que se utiliza frecuentemente en la cocina de la India. Pero esta especia es mucho más que un ingrediente esencial para cocinar. También tiene una larga historia de uso medicinal en la tradición china (TCM, Medicina Tradicional China, por sus siglas en inglés), así como en la medicina Ayurveda.

Sus usos médicos tradicionales son: el tratamiento de enfermedades del hígado, problemas de la piel, males respiratorios y gastrointestinales, músculos torcidos, dolor de articulaciones y curación de heridas generales.

Sus beneficios han sido bien documentados en los libros médicos, y la curcumina— uno de los ingredientes bioactivos de la cúrcuma más profundamente estudiados ha mostrado mejorar la salud y proteger contra una gran variedad de problemas de la salud.

En realidad, presenta más de 150 actividades potencialmente terapéuticas, entre las cuales se encuentran las actividades antiinflamatorias y antimicrobianas, así como propiedades anticancerígenas que han sido estudiadas profundamente.

La cúrcuma se ha desvelado como el mejor de los antidepresivos y sin efectos secundarios.

Empleada para diversos problemas de salud desde hace miles de años, ha sido ahora cuando los investigadores del Departamento de Farmacología del Government Medical College en Bhavnagar, Gujarat-India, compararon los efectos de la cúrcuma y Prozac (fluoxetina), ambos usados en conjunto e individualmente, en 60 pacientes con diagnóstico de trastorno depresivo mayor (TDM).

Los resultados, sacados a la luz por la revista “Phytotherapy Research” demuestran que los pacientes responden mejor cuando se les suministra el extracto de esta planta que cuando se utilizan medicamentos convencionales. En concreto la mejoría se basa en la tolerancia al prozac cuando este se suministra en combinación de la curcumina o cuando se suministra ésta.

“Hemos observado que la curcumina fue bien tolerada por todos los pacientes pero fue mayor en el grupo de combinación de ambos tratamientos (77,8%) que en la fluoxetina [Prozac] (64,7%) y los grupos de la curcumina (62,5%.) El estudio proporciona además, una primera evidencia clínica de que la curcumina puede ser utilizado como una modalidad eficaz y segura para el tratamiento en pacientes con depresión”.

Además de combatir la depresión, la raíz de color amarillo utilizada comúnmente en la cocina india es conocida por sus numerosos beneficios para la salud. También tiene beneficios terapéuticos como inflamatorio, en la diabetes, y se ha demostrado que la raíz rallada y tomada en infusión es recomendable y efectiva en casos de cáncer.

TE PUEDE INTERESAR:  La Geometría del Entorno Cambia la Geometría del Cerebro

Esta planta milenaria que ha sido utilizada por sus propiedades medicinales y de gran tradición ceremonial en la India, también es eficaz para ayudar a perder peso y reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Tiene un sabor muy especial y es fácilmente aplicable a la dieta mediterránea pudiéndose aderezar con ella multitud de platos de la cocina occidental. No es de extrañar que haya sido desde tiempo inmemorial una de las joyas más preciadas de la cocina india.

La Cúrcuma Puede Ayudar a Combatir el Alzheimer y Otros Problemas Inflamatorios

inflamacion

La curcumina es capaz de atravesar la barrera hematoencefálica, lo cual es el factor que ha llevado a los investigadores a estudiar su potencial como agente neuroprotector en los desórdenes neurológicos como el mal de Parkinson y el Alzheimer.

Las poderosas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de la curcumina sugieren que también ayuda a la salud cerebral en general. En el caso del Alzheimer, recientes estudios en animales han descubierto otro ingrediente bioactivo en la cúrcuma, además de la curcumina, que se añade a la lista de sus efectos neuroprotectores.

Este compuesto, llamado turmerona aromática, ayuda a las células madre endógenas neutras (NSC) a crecer, y éstas juegan un papel importante en la reparación del cerebro y las actividades regenerativas.

De acuerdo con la autora principal Adele Rueger en la fuente sciencedaily.com:

“Mientras que ha habido varias sustancias que promueven la proliferación de las células madre en el cerebro, muy pocos medicamentos promueven adicionalmente la diferenciación de células madre en neuronas, lo que constituye un objetivo importante en la medicina regenerativa. Nuestros descubrimientos sobre la turmerona nos acercan más a lograr este objetivo.”

La curcumina también puede ser útil. Investigaciones anteriores han mostrado que la curcumina ayuda a inhibir la acumulación de beta-amiloides destructivos en el cerebro de los pacientes con Alzheimer, así como a romper las placas existentes relacionadas con esta enfermedad.

Las personas con Alzheimer tienden a tener mayores niveles de inflamación en el cerebro, y la curcumina es quizá mejor conocida por sus poderosas propiedades antiinflamatorias.

Puede inhibir tanto la actividad como las consecuencias metabólicas inflamatorias de las enzimas cyclooxygenasa-2 (COX2) y 5-lipooxygenasa (5-LOX), así como otras encimas y hormonas que modulan la inflamación.

TE PUEDE INTERESAR:  La salud es coherencia entre lo que pienso, lo que siento y lo que hago

Otro problema común que se puede ver beneficiado por la actividad antiinflamatoria de la curcumina es la osteoartritis. Investigaciones publicadas en el 2011 encontraron que los pacientes que añadieron 200 mg de curcumina al día a su tratamiento experimentaron reducción del dolor y más movilidad en comparación con el grupo de control.

Investigaciones anteriores también encontraron que el extracto de cúrcuma bloquea efectivamente las vías inflamatorias, lo que previene la liberación de la proteína que detona la inflamación y el dolor.

La Cúrcuma Parece Ser Universalmente Útil para Todos los Cánceres

cancer

Entre los beneficios más emocionantes de la cúrcuma es su poderosa actividad anticancerígena.

La curcumina tiene, de hecho, la mayor cantidad de publicaciones con bases probadas que apoyan su uso contra el cáncer en comparación con cualquier otro nutriente, ¡incluyendo a la vitamina D! Como indica el Dr. William LaValley, uno de los principales doctores en medicina natural contra el cáncer, a quien he entrevistado anteriormente sobre este tema– la curcumina es única en cuanto que parece ser universalmente útil para cualquier tipo de cáncer.

Esto es extraño, considerando el hecho de que el cáncer consiste de una amplia variedad de patologías moleculares diferentes. Una razón para su proclividad universal anticancerígena es su habilidad de alcanzar múltiples propósitos moleculares, a través de múltiples vías.

Una vez que entra a una célula, afecta más de 100 vías moleculares diferentes. Y, como lo explica el Dr. LaValley, ya sea que la molécula de la curcumina genere un incremento en la actividad de un blanco molecular particular, o una reducción/inhibición de la actividad, los estudios muestran repetidamente que el resultado final es una poderosa actividad anticancerígena.

Además, la curcumina no es tóxica, y no afecta adversamente a las células saludables, lo que sugiere que se enfoca selectivamente en las células cancerígenas, todo esto muestra claros beneficios en el tratamiento contra el cáncer. Las investigaciones han mostrado inclusive que trabaja en sinergia con algunos medicamentos de quimioterapia, aumentando la eliminación de las células cancerígenas.

Referencias: Journal of the American Chemical SocietyNatural Product ReportsNatural Health Research Institute, Información adicional

Si te gustó este artículo dale click en ME GUSTA y compártelo en las redes sociales:

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here