La importancia de cerrar ciclos desde el amor

853

La importancia de cerrar ciclos desde el amor

Todos vamos transitando experiencias de vida que nos instan a conocer en profundidad nuestros más arraigados temores, con el fin de poder trascenderlos conscientemente.

Ahondar en nuestro interior no sería posible si no compartimos vivencias con los demás que nos expongan ante nosotros mismos el reflejo de todo aquello que debemos superar para evolucionar.

Las personas que llegan a nuestras vidas lo hacen con una misión y propósito necesario para ayudarnos a enfrentarnos con nuestras limitaciones y nuestro paso por sus vidas dejará de manifiesto también el reflejo de sus propias carencias que deberán superar desde su historia personal.

Cuando nos negamos a relacionarnos con los demás, nos encerramos en un conflicto emocional no resuelto, con la única intención de evitarnos remover el dolor que pueda surgir atrayendo por ley de vibración, aquello que se asemeja a nuestros patrones de comportamientos y creencias.

Usualmente, creemos estar preparados para una nueva relación dejando atrás nuestras experiencias de dolor, y en el primer atisbo de ver reflejado en el otro nuestros patrones de creencias negativas decidimos alejarnos, no siempre de la otra persona, sino más bien de nosotros mismos, volviendo a nuestra zona de confort, ese refugio donde sentimos que nada puede herirnos, donde creemos mantener el control de nuestras emociones evitando así todo enfrentamiento con nuestras carencias personales.

Cuando una relación no funciona, atinamos a pensar simplemente que no era nuestro destino, es la manera de la cual nos auto convencemos para no ahondar más en el asunto. Pero sucede que en nuestro fuero interno una verdad procura surgir a conciencia, nos habla de algo más trascendental y que a pesar de no admitirlo decidimos permanecer muchas veces, en ese lugar contradictorio, entre lo que ES y lo que deseamos creer.

Es bueno cerrar ciclos pero siempre desde el amor hacia nosotros, buscando la verdad de nuestro ser, agradeciendo a todos los involucrados en nuestras vidas por mostrarnos aquellas cosas que debemos trascender, las cuales no serían posibles comprender si no nos hubiesen servido de reflejo de todas nuestras carencias, dificultades y conflictos emocionales que aún no hemos podido asimilar, sanar e incorporar en nosotros.

SENTIMIENTOS TÓXICOS QUE IMPIDEN CERRAR CICLOS

-El apego es un sentimiento limitante, pues le cedemos nuestro poder para no valernos por sí mismos. Nos hace temer ser abandonados o rechazados.

 -El rencor, nos condena a vivir de un recuerdo doloroso haciéndonos mirar al otro como causante de nuestra infelicidad, no pudiendo así superar ni comprender el paso y experiencias compartidas con esa otra persona.

-La frustración de lo que mal consideramos como “fracaso” en una relación pasada es un sentimiento que nos deja en un lugar de inmovilidad, de inacción, nos sentimos impotentes y comenzamos a descreer en el mismísimo Amor, cuando en verdad son las faltas de los involucrados las causantes de la separación. Si puedes llegar a comprender que las faltas que cometemos no son errores, que no necesitamos juzgarnos ni mucho menos condenarnos, son simplemente carencias de conciencia en un momento determinado de nuestras vidas, que lo que ayer fue desacertado en nosotros mañana puede ser modificado, pero para ello es necesario no evadirnos de nuestros actos y aprender de cada vivencia, cuando comprendas eso conscientemente no necesitarás asimilar tus lecciones a través del dolor, podrás liberarte del peso del sufrimiento en cada relación.

Por ello, la importancia de cerrar ciclos desde el Amor, desde dentro y hacia todos los involucrados.

Florencia Lozada

Si te gustó este artículo dale click en ME GUSTA y compártelo en las redes sociales:

3 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*