La importancia de perdonar y su efecto para mejorar la salud

Saber perdonar puede ayudarnos no sólo a mejorar nuestras relaciones con los demás, sino que también puede contribuir en mejorar nuestra salud de una manera muy notable.

En nuestra interacción con el resto de la humanidad no todo es armonía y entendimiento permanente. Es esperable, como en todo contacto humano, que se presenten roces y diferencias de ideales, sentimientos, aspiraciones. Incluso es factible que el desentendimiento o la falta de empatía lleven a generar o a recibir daño, que de acuerdo a su grado puede convertirse en sufrimiento, por ello es importante perdonar.

Aún esto comprende algo normal dentro del trato entre personas: la sintonía puede fallar, la comunicación puede no ser la misma y, cuando menos lo esperamos, causamos una gran herida a alguien o somos nosotros sujeto de una inconcebible puntada de aflicción en el pecho. Para este caso en particular es muy importante que sepamos integrar eso a nuestras vivencias y perdonar al otro.

El rencor como carga, su importancia

la-importancia-del-perdón

Cuando nos convertimos en receptores de emociones y deseos negativos hacia algo o alguien, el principal (y por lo general único) perjudicado somos notros. Tales emociones van mermando el fuero interior de compasión y entendimiento que nos hace humanos, por lo que el perdón va más allá del otro: se trata de un proceso a librar en relación a nosotros mismos y por nuestro propio bien. Si se ha sido víctima de un gran daño no se trata de absolver ni olvidar la agresión, sino liberarnos de la nocividad que esta produce en la integridad psicológica del individuo.

TE PUEDE INTERESAR:  El hombre "BUENO" y el hombre CONSCIENTE: Preciosa y profunda reflexión

Practica el perdón y sanarás tu vida

Para perdonar existen diversas alternativas que podemos aplicar de acuerdo a qué se perdonará. En primer lugar está la opción del amor. Esta se refiere principalmente para perdonar a aquellos que, a pesar de la ofensa, amamos.

el-perdón-mejora-tu-salud

Comprende practicar el amor una mampara anti-rencor que cubra nuestro ser y nos impida sentir negatividad hacia esa persona. Por otro lado la compasión, la comprensión y la compasión son escenarios que, de planteárnoslos referidos a la persona que nos dañó, pueden propiciar en buena medida un perdón sincero que nos dé lo que buscamos: paz interna, de allí su importancia.

“Perdonar es darle la libertad a un prisionero y descubrir que el prisionero eras tú.”

El perdón debe ser profundo, desde la comprensión y no por una cuestión impuesta desde afuera como lo es la religión, según un estudio, se encontró que el perdón que nace de la comprensión de que nadie es perfecto, permitió a esa persona retomar su relación de una manera más amplia y con más entendimiento mutuo, en cambio cuando el perdón es externo, (y fingido) puede empeorar nuestras relaciones con los demás.

Si te gustó este artículo AYÚDANOS con un like o compártelo en las redes sociales:

2 COMENTARIOS

  1. @@@ Lo cierto es que solo haces mención al perdón hacia otra persona. Es decir: <> .
    O alguien me perdona a mi…
    Todo esto está muy bien. Personalmente no me causa zozobra, ni inconveniente alguno, el perdonar o no
    a otra persona, así como tampoco me preocupa excesivamente que otro me perdone o no a mi…
    El problema REAL y AUTËNTICO es cuando tu mismo TE NECESITAS PERDONAR….
    Este si es un grave problema… E otro es tan solo un pequeño… pequeñiiiiiiittooo problema.
    De manera que: o exponeis artículos que valgan la pena, o dejaros hacernos perder nuestro tiempo.
    Eso es todo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here