La inteligencia y sabiduría espiritual del Corazón

¿Es posible que el corazón sea más que una simple bomba biológica?, ¿pueden nuestros corazones pensar y sentir por sí mismos?. ¿Cual es el misterio que esconde el órgano matriz de nuestra vida?

Científicos alrededor del mundo están estudiando el corazón desde una nueva perspectiva, revelar los misterios de este órgano vital podría ganar la batalla en contra del asesino número 1 del mundo, LA MUERTE.

Aunque parezca descabellada la idea, o sacada de una película de ciencia ficción, muchos estudios a nivel mundial han revelado la posibilidad de llegar a ese estado tan codiciado y tan “lejos” de la “realidad” llamado INMORTALIDAD, donde el corazón, juega un papel importante para desarrollar los mecanismos necesarios y llegar a poder serlo.

Pero, ¿qué es el Corazón? Y ¿por qué siendo un órgano de nuestro cuerpo tiene tal PODER?

La explicación la podemos encontrar uniendo los dos grandes caminos que hasta el día de hoy habían estado separados por mucho tiempo: La Ciencia y el Espíritu.

Hablar de Ciencia, nos lleva automáticamente a pensar que se trata de productos químicos, microscopios u otra herramienta científica que se encuentra en un laboratorio, y tal vez lo sea, pero es aquí donde tenemos que expandir nuestro pensamiento y cambiar los conceptos que hasta hoy hemos traído como una tradición que se hereda generación tras generación, ya que la ciencia, no es simplemente un concepto, sino que es un conjunto de LEYES que muy difícil podamos entender y mucho menos manejar bajo el molde intelectual y físico que tenemos. Pero hablar de Espíritu, es la pieza o llave que nos abre todas las puertas para entender y comprender lo que existe en el campo material.

Materia y Espíritu, dos rivales que siempre han estado en guerra de conceptos y que necesariamente tenemos que unir para entender los principios de la creación, llevando un orden y una mecánica, siendo que la materia en sí, aunque la podamos ver e incluso tocar, “no existe”, ya que su principio no fue la materia, y su constitución interna fue y es energía, es decir, primero fue la energía y luego la materia como una secuencia y mecánica que conforma todo lo que nos rodea. Si miráramos nuestra mano la veríamos de manera solidada, pero realmente no lo es, si la observamos con un microscopio adecuado, veríamos que es un masa de energía vibrando.

Si observamos el mar, una roca, una planta, nuestro cuerpo e incluso las estrellas, todo está hecho exactamente de lo mismo y para entenderlo mejor voy a poner un ejemplo simple desde lo macro hasta lo micro: tenemos al universo, nuestra galaxia y nuestro planeta, luego las personas y dentro del cuerpo de las personas hay sistemas de órganos que están conformadas por células, estas células están conformadas por moléculas y estas moléculas por átomos y dentro de los átomos hay energía. En sí, podríamos asegurar que es la energía lo que mueve toda esta materia y no la materia la que mueve esta energía. Pero, si esto es así ¿cómo podríamos comprobarlo? La respuesta la podemos encontrar al conocer nuestro Corazón.

Todos los seres humanos, en su gran mayoría, han pensado que solo somos materia, cuerpos que caminan solos y que estamos hechos de músculos, huesos y un montón de órganos acumulados dentro sí, pero al haber comprendido la lectura hasta aquí, ya podemos entender que no es así, que existe dentro de este CUERPO energía y que esa energía tiene como nombre ESPIRITU, pero este ESPIRITU no existe solo como energía, está originalmente conectada a la fuente principal que le llamaremos ALMA, tres fuerzas creacionales que todo ser humano contiene dentro y que hace parte del GRAN ALMA UNIVERSAL que es todo, existe dentro de todo y contiene TODO, es lo que llamamos sin comprender como LA VIDA, o como nuestros ancestro originarios mayas llamaban, el gran ESPIRITU DEL UNIVERSO.

De allí se originó toda la Creación y por supuesto nosotros, cumpliendo exactamente el mismo mecanismo desde el Principio de los tiempos hasta el día de hoy, guardado como clave de los grandes misterios de la creación dentro del Corazón… Cuando se concibe a un ser Humano, desde la unión de una pareja, Él, con su espermatozoide y ELLA, con su ovulo y estos dos se unen, lo primero que se forma dentro del vientre de la mujer es el Corazón de un nuevo ser Vivo. Este a su vez, empieza a generar en sus movimientos diástole y sístole forma a cada estructura biológica que poseemos, esto es los ojos, las piernas, la cabeza, los pulmones, todo, hasta formar un CUERPO que es lo que somos hoy día. Si lo analizamos bien, en este tiempo de gestación de nueve meses, desde el principio, existieron unos mecanismos que fueron formando nuestro cuerpo, pero el responsable principal de crearlo fue el Corazón, es decir, que allí en el Corazón está LA VIDA y que sin ella, nuestro cuerpo no se podría mover, dándonos a entender que LA VIDA no se encuentra en nuestro cuerpo físico en sí, sino que habita y se encuentra dentro del Corazón. Aun si pudiéramos sacar nuestro corazón de nuestro cuerpo, él seguiría viviendo mientras que nuestro cuerpo no.

Por esto el Corazón no es un simple musculo que se mueve y bombea sangre, siendo el motor central de nuestra vida Biológica, contiene una Inteligencia, un pensamiento y una VIDA que nos genera la Vida, es por esto que desde tiempos inmemoriales se conocía de la importancia del Corazón y sus cualidades, más allá del misticismo, la fantasía y el engaño…

Esa VIDA que genera Vida se encuentra dentro de nuestro Corazón llevándonos a una gran pregunta que necesariamente debemos contestarla, y que al hacerlo, derrumba todos los conceptos de los necios y “sabios” que dicen tener todas las respuestas pero que a ésta todavía no han podido llegar, ¿Qué hace que nuestro Corazón palpite?, pero antes de contestársela ustedes mismos, deben de saber que desde el momento en que se formó nuestro Corazón, éste ha palpitado y está palpitando en este momento que lees estas letras, sin embargo, antes de llegar a eso que llamamos “muerte” es el último órgano que deja de funcionar, y aquí nace otra pregunta también de gran tamaño. ¿Qué lo detiene?

TE PUEDE INTERESAR:  “Si aumentas la conciencia, los cambios en tu vida vienen solos”

Como lo mencionamos anteriormente, el Corazón tiene una inteligencia, capaz de contener todo un paquete de información, no solo de toda nuestra estructura biológica sino que también es capaz de guardar la información de lo que hacemos, lo que decimos, lo que oímos, lo que gustamos, lo que olemos e incluso lo que pensamos en nuestra vida diaria, no se le escapa absolutamente nada, graba cada instante mientras esta palpitando y es allí donde actúa un mecanismo que por sí el Corazón en conjunto con el cerebro y el cuerpo tiene:

Los 5 sentidos graban la información de todo lo que podemos adquirir mediante ellos en esta dimensión física, esta información queda grabada inmediatamente en nuestro corazón como una memoria que se procesa dentro de él en cada diástole y sístole, 7 veces como siete impulsos motores que proyectan la información procesada como una orden a nuestro cerebro y éste, al recibirla, obligado a interpretarla, interactúa nuevamente con nuestro corazón pero a la vez con todo nuestro cuerpo, siendo el cuerpo el último en recibir la orden final al cual responde como una acción volviendo a ejecutar este mecanismo desde el principio y así fue y es desde nuestro nacimiento hasta el día de hoy el proceso que nos ha formado y que nos permite ser lo que somos.

Aquí podemos entender que esta mecánica, a la que la ciencia actual le llama RETROALIMENTACION RECURRENTE, está sujeta a muchísimas Leyes, siendo la primera de ellas LA CAUSA Y EFECTO, la que se manifiesta con todo su esplendor en este mundo convulso en el que vivimos, dándonos a entender que las desgracias o las fortunas que tengamos en nuestra vida, son creaciones nuestras, es decir, nosotros mismos las generamos y esto es de forma individual en cada persona; Hablemos de una enfermedad, un simple dolor de cabeza ¿que lo forma?. Tal vez el no comer bien, o el comer mucho, ver todo el día televisión o simplemente una fuerte discusión con alguien. Hablemos de esta última ya que se ha vuelto cotidiano en las personas de hoy: si nosotros llegásemos a discutir en este preciso instante con otra persona y la discusión se agravó más hasta llegar a los gritos e incluso a los puños, después de terminar esa situación ¿cómo se va a sentir? claro, Lo más seguro es que si tenía hambre, se le fue el apetito, si estaba calmado ahora esta alterado, si no le dolía la cabeza lo más seguro es que ahora le esté empezando uno y así sucesivamente. La causa que fue la discusión, lo llevo a tener un efecto que es el malestar que está empezando a sentir y si recordamos la mecánica de la RETROALIMENTACION RECURRENTE, los sentidos captaron la información, el corazón la proceso y la envió al cerebro, el cerebro la interpreto y la ejecuta como una orden al cuerpo y el cuerpo obedece a la información que usted mismo le agrego.

La energía que somos no se puede concebir solo como energía, es información que fluye constantemente con un huracán en nosotros y en todo. En nosotros fluye a través de la sangre, ya que el corazón biológicamente bombea la sangre a todo nuestro cuerpo pero es a través y especialmente en nuestras células que el corazón imprime la información procesada en todo nuestro físico, un total de 72 mil billones de células que lo conforman y estructuran llevando a cada instante lo que pensamos, sentimos, hablamos y actuamos en ellas y cuando la información en ellas vuelve al corazón, el corazón vuelve a grabar la misma información como una Memoria dentro de él.

Entonces ¿Que estoy grabando como información en mí?

¿Odios, rencores, pasiones, envidias, chismes, limitaciones, dificultades, dolores o enfermedades?

¿Acaso estos es la vida?  Aquí volvemos a la pregunta que hicimos anteriormente y tal vez hasta aquí ya tendríamos una pequeña respuesta. Si el Corazón es el motor principal que contiene y nos entrega la vida ¿Qué detiene al corazón?

Diversas investigaciones en el campo científico han asegurado que una de las principales causas que genera las enfermedades en los seres humanos ha sido por la desconexión entre el “espíritu y la materia” explicando que el Espíritu radicaria en el Corazón y la materia en el cuerpo. Si bien el corazón se encuentra dentro de nuestro cuerpo y sigue en movimiento, existe una desconexión físico – Espiritual. Estas afirmaciones señalan que, estas dos fuerzas al estar separadas dentro de nosotros, han generado “un corto circuito” desencadenando las limitaciones y dificultades físicas que tenemos común y constantemente, la enfermedad y por último la muerte.

Dichos Resultados han generado una gran convulsión en la comunidad científica y hoy existen divisiones entre ellas, debido a que muchas teorías que señalaban al ser humano y el universo como un producto evolutivo, caos o simplemente parte de un ciclo de la “vida” donde el resultado final de ésta es la muerte, para muchos se derrumbaban completamente mientras que para otros se vislumbraban nuevos campos de investigación y se abrirían las grande puertas del conocimiento que nos llevarían indefectiblemente a la verdad. Verdad que no puede estar basada en teorías inconclusas o a creencias de mitos y leyendas sino en pruebas lógicas y con un sustento basado en la inteligencia del ahora y no en el intelectualismo del pasado.

TE PUEDE INTERESAR:  KARMA: Todas las cosas que salen de ti regresan a ti

La inteligencia se creía hasta ahora que se encontraba en nuestros cerebros, pero dichas investigaciones han generado sorprendentes resultados otra vez dando importancia al corazón, ya que estos avances demuestran que si bien tenemos un cerebro principal y es muy importante para el desempeño de nuestras funciones diarias, el corazón contiene dentro de sí un cumulo de células tan parecidas y tan exactas al tejido cerebral que contiene miles de millones de conexiones neuronales en sí, al cual, los científicos por tener estas características le han dado el nombre de “el pequeño cerebro del corazón”. Es aquí donde se encuentra toda genialidad, fuerza e inteligencia para generar la conexión Corazón – cerebro y cerebro –Corazón, estos dos están ligadas naturalmente y conectados constantemente enviándose información, generando así un sistema de memoria, determinando que el corazón depende siempre de sí mismo para su funcionamiento vital en tanto el cerebro depende en su totalidad del Corazón.

Pero aprender acceder a la inteligencia del corazón, según los expertos, puede significar el próximo paso de la evolución del planeta en su conjunto. Esta inteligencia o fuerza que contiene el Corazón radica y se expande en un punto muy especial dentro él, conocer su estructura interna, su función y mecánica puede ser la clave para llegar a tal maravilla.

Su inteligencia propia radicada en millones de células cardíacas, que laten en sintonía entre sí y con el universo. Este tejido especializado es responsable del inicio y conducción continuada del impulso cardíaco, y consta de tres elementos principales:

1. El Nodo Sinusal, Nódulo Sinoauricular o Nódulo de Keith-Flack.

2. El Nodo Atrioventricular o Nódulo Auriculoventricular de Aschoff-Tawara y el Haz de His.

3. Las ramas izquierda y derecha, con el sistema de fibras terminales de Purkinje.

Este nodo, es un centro ovalado de uno a dos centímetros de largo y medio centímetro de ancho. Se localiza a nivel súper-vicárdico, en la unión de la vena cava superior y la aurícula derecha y es el núcleo cerebral propio donde se dispara el impulso cardíaco. Sus células producen las cargas eléctricas para el movimiento diástole y sístole, y de una forma automática se despolarizan en frecuencia superior a lo que hacen otras células dotadas de automatismo y localizadas en lugares más inferiores del sistema de conducción.

Los tractos intra-atriales específicos para conducción del impulso desde el nodo sinusal, hasta el nódulo aurículoventricular, son tres:

1. El Tracto anterior o de Bachman.

2. El Tracto medio o de Wenckebach.

3. El Tracto posterior o de Thorel.

El latido normal se asemeja a un destello veloz como el del rayo, consistente en seguir al nodo sinusal o el cerebro  del corazón, el que es ante este cuerpo, un diminuto grupo de partículas apiñadas y parecidas a soles dentro de un universo, del que las demás restantes células del corazón esperan el momento exacto de arrancar y detenerse continuamente, creando así, el palpitar.

Hasta aquí ya podemos entender que el responsable de generar lo que se llama el ciclo cardiaco (diástole y sístole) o movimiento al corazón, es el nodo Sinusal, que para la ciencia es solo carne, más para el espíritu no lo es, aquí en este nodo es donde se encuentra LA VIDA que nos da la Vida, esa energía que proviene de ÉL y que permanece no solamente en nosotros sino en cada ser vivo de este planeta y de este universo. Así es, sabíamos que el primer órgano que se forma en el vientre de la madre que está gestando un nuevo ser es el corazón, pero antes del corazón está el nodo sinusal quien forma el órgano del corazón, recordándonos todas las enseñanzas milenarias que tiempo atrás fueron entregadas al ser humano cuando se le llamo EL VERBO y que hoy podemos complementar con los recientes descubrimientos científicos… “En el principio era el VERBO y el Verbo era DIOS y el verbo es DIOS, todas las cosas fueron hechas por Él y nada de lo que se ha hecho sin el Verbo se hubiera hecho… en Él estaba la VIDA y la VIDA era la LUZ de los Hombres… Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció… y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros. (Juan 1: 1-14).

¿Coincidencia? No lo creo, tiene su explicación lógica y no basada en simples teorías religiosas o filosóficas, va más allá de todo eso… Pero si todo ese portento de la VIDA vive en nosotros, esa fuerza de creación y esa inteligencia ¿por qué no hemos sido capaces de comprenderla y aplicarla?

Hace mucho tiempo se nos dijo pero en medio de las creencias, fanatismos, misticismos y otras cosas más se perdió la verdadera enseñanza acerca del poder de creadores que tenemos y que somos lo seres humanos: “Los judíos le contestaron: “No te apedreamos por ninguna obra buena, sino por blasfemia; y porque tú, siendo hombre, te haces Dios. Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: “YO DIJE: VOSOTROS SOIS DIOSES?… Yo y el Padre uno somos, el que cree en mi todo lo que yo hago vosotros podéis hacerlo y mucho más… (Juan 10: 33-34 y Juan 14: 11-12) …Si sentimos, pensamos y actuamos con el Corazón.

Tutti

También te puede interesar este vídeo:

Si te gustó este artículo dale click en ME GUSTA y compártelo en las redes sociales:

1 COMENTARIO

  1. Maravilloso informe , es extraordinario , muchas gracias por traer un tema tan importante ….yo pensaba ese atracción qué siente era algo del alma , no sé … seguro me equivoqué , me quedé fascinada con este informe , muchísimas gracias , es lejos lo mejor . Un abrazo fraterno !!!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here