Los maravillosos beneficios de los aceites vegetales dentro de la cosmética natural

Hoy en día tenemos tantos productos de cosmética en el mercado que a veces nos cuesta decidirnos por cuál es el más adecuado para nosotros. Los aceites vegetales son los grandes olvidados. Muchas personas los valoran o consideran solo como ingrediente, olvidando que en sí mismos son poderosos productos de belleza.

Los aceites vegetales tienen múltiples propiedades: curativas, regeneradoras, hidratantes, desmaquillantes y terapéuticas. No somos conscientes del gran poder que tiene cada uno de ellos y es por eso que seleccionamos los siete aceites más interesantes para explicarte qué pueden aportar.

¿Cuántos aceites de origen vegetal conoces? ¿Y cuántos de ellos utilizas asiduamente? Sin dudas, te interesará saber que cuentas con una amplísima variedad de aceites vegetales, cada uno con características particulares.

Aceite de semillas de uva

Aceite de Semillas de uva: rico en antioxidantes y con propiedades anticoagulantes y antiinflamatorias, sirve para fortalecer el sistema inmunológico, aumentar el colesterol bueno y reducir el malo, controlar los triglicéridos y prevenir la hipertensión, la obesidad y los infartos. Asimismo, puede utilizarse como sustituto de la crema hidratante, pues fortalece la piel y combate el acné y la celulitis. Lo puedes usar de forma externa o ingiriéndolo en la dosis recomendada.

Aceite de rosa mosqueta

Las propiedades del aceite de Rosa Mosqueta fueron descubiertas por investigadores de la Facultad de Química y Farmacología de la Universidad de Concepción en Chile, mientras se buscaba una cura cicatrizantes. El aceite fue aplicado a 200 pacientes con  notorias cicatrices, quemaduras y aquellos que sufrían un envejecimiento prematuro de la piel, obteniendo exitosos resultados.

Favorecer la resistencia del organismo a las enfermedades, estimular y reconstituir tu piel, regenerar y nutrir tu piel, eliminando visiblemente las arrugas y las cicatrices, mejorar la hidratación superficial actuando sobre el “factor natural de humectación”, reforzar y multiplicar la barrera de las ceramidas en el interior de la epidermis, reduciendo la pérdida de agua.

TE PUEDE INTERESAR:  Descubre como el ritmo de la respiración puede afectar a tu memoria

Aceite de Pompeia

El aceite de pompeia es un buen aliado femenino ya que ofrece prevención y bienestar en materia de higiene y cuidado íntimo. No es más que una mezcla de aceites de plantas y frutas como la manzanilla, germen de trigo, caléndula, aguacate, castaño de indias, hamamelis, melocotón y aceite de árbol de té: sin duda alguna, una combinación mágica. Tiene un color amarillento, con un aroma suave y un tacto agradable.

En primer lugar, es un lubricante natural que permite evitar la sequedad vaginal producida por la menopausia o por el uso de compresas. También previene las alergias, la irritación y la comezón producida por la depilación de la ingle, el sudor, los largos períodos de tiempo sentada, los pantalones ajustados, el roce y el material de la ropa interior, la práctica de deportes como la equitación o la bicicleta.

Si deseas conocer más acerca de este maravilloso aceite, puedes visitar esta web.

 

Aceite de hipérico

Este aceite es fantástico para tratar por dentro y por fuera. Se utiliza en tratamientos emocionales ya que su consumo aumenta la dopamina y la serotonina a la vez que disminuye la adrenalina por lo que mejora el humor y relaja. Por fuera es un aceite reparador excelente, desde una picadura hasta una quemadura.

 

Aceite de Germen de trigo

conocido como el “aceite de la belleza”, su riqueza en vitamina E ayuda a prevenir el envejecimiento, así como a mejorar la piel y el cabello (ideal para la caspa). Además, fortalece el corazón, previene las estrías, reduce el estreñimiento y es bueno tomarlo cuando existe fatiga mental o depresión. Para las mujeres: reduce los síntomas cuando la regla es irregular.

TE PUEDE INTERESAR:  Descubre cómo medir el pH de nuestro cuerpo desde casa

Aceite de argán

Este es uno de los antioxidantes que ha llegado con mayor fuerza estos últimos años. Este aceite destaca por su gran poder regenerador por lo que se utiliza en cara, cuerpo y cabello para reparar y rejuvenecer.

Aceite de caléndula

Se utiliza principalmente en los más pequeños de la casa gracias a sus propiedades desinflamantes, desinfectantes, calmantes y cicatrizantes. Es un sustituto perfecto a la crema de pañal. Además, el aceite de caléndula trata pieles con problemas como la dermatitis, psoriasis, etc. Es un calmante excelente.

Aceite de Almendra

El aceite de almendras es un excelente remedio casero para las estrías, ya que regenera la piel, la deja más humectada y suave. Esto es debido a los ácidos grasos y a la vitamina E. Además, este aceite permite reducir notablemente las arrugas del rostro o del cuello, si se aplica de manera temprana, cuando recién se forman las líneas de expresión.

Reduce el prurito al proteger y suavizar tanto la piel como las mucosas. Se usa también para tratar la psoriasis y la dermatitis, calma el picor cuando hay erupciones cutáneas, disminuye los dolores, ablanda las partes inflamadas y alivia la irritación.

En el caso de usar aceite de almendras para hacer masajes, este ayuda bastante para calmar la ansiedad, los nervios y el estrés. Se utiliza por sus cualidades emolientes, es decir, que sirve en casos de afecciones cutáneas del tipo inflamatorio leve, como piel seca o herpes.

Si te gustó este artículo dale click en ME GUSTA y compártelo en las redes sociales:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here