¿Como saber que las señales son señales?

1510

El universo tiene formas muy extrañas de manifestarse, pero eventualmente todo tiene sentido. Nos envía continuamente señales y mensajes para guiar nuestros pasos, prevenirnos contra posibles peligros y anunciarnos las bendiciones que nos esperan.

Nos dicen que las respuestas nos vienen a través
de señales y que sólo debemos estar atentos y ¡listo!
¡Ta’chan! Te llegó la respuesta.

Pero, ¿Cómo sé que esa es la Señal? Esta pregunta nos la hacemos muchos de nosotr@s sobretodo en nuestros primeros pasos hacia la comprensión de quienes somos, aunque, entre tu y yo… Aunque lleves 10 años o más en tu camino de desarrollo personal y espiritual muchas veces sigues dudando de si esa era la Señal que estabas esperando o no.

Por eso, hoy quiero compartir contigo lo que a mi me sirve para identificar lo que es una Señal y lo que no. Pero cuidado, esta es mi experiencia y quizá la tuya pueda ser un poco diferente. Vamos, que tod@s somos diferentes y no tenemos porqué llegar a las mismas conclusiones y mucho menos de la misma forma.

Así que allá van mis trucos:

Para que una Señal sea una Señal de algo NO necesariamente debo haber pedido por una señal o haber hecho una pregunta. A veces hay Señales que llegan sin haber sido “conscientemente” llamadas. Hay Señales que nos las manda nuestra Alma Superior para que estemos atentos a algo concreto. Quizá porque por algún motivo nos estamos distrayendo de lo que realmente es importante para nosotr@s o porque lo que nos indica la Señal nos ayudará a vivir una mejor existencia.

Por ello es muy importante estar atentos y conectados con nuestra Alma Superior. Ahora bien…

Una Señal puede llegar de muchas formas. Tod@s somos diferentes, genuinos. Tenemos cuerpos parecidos pero si te fijas no hay ninguno igual. Así mismo la forma en que nos llegan las Señales es diferente para cada un@ de nosotr@s. Así que no te quedes con las formas, aprende a interpretar tus propias señales, que en cada momento además, serán expresadas de diferente manera. Las señales se adaptan al momento.

Sí, claro que además de expresarse de manera diferente en cada momento:

Es posible que tengas una forma partícular y única de recibir las Señales más menos siempre igual. Aquí lo importante es saber reconocerlas cuando ocurren.

Por ejemplo, cuando me engañan siempre huelo el mismo olor a rancio. Eso es para mi una Señal de ¡Alerta! Cuando te enamoras y después de un tiempo de relación sabes que es momento de avanzar en un nivel más de madures y formalidad emocional y espiritual con tu pareja…

¿Has detectado una sensación especial cada vez que vives una situación parecida? Entonces esto es una Señal. Estate atent@. Es importante que te hagas tu propio manual de Señales que sólo tu conocerás y que sólo a ti te servirán, tarot económico VISA. Esto, sinceramente, te ayudará muchísimo porque te permitirá ser genuino y diferente a la vez verás que te da un cierto poder personal y te creará un espacio de confort muy especial.

¡A mi me encanta! Me siento protegido por mi propio sistema de Señales.

Luego están las Señales que son respuestas a preguntas. Lo que yo hago en estos casos es apostar al Universo. Es decir, si la respuesta es Sí, es No, es Esto o es Aquello… Le pido al Universo que me mande una Señal.

Te pondré un ejemplo para que así entiendas mejor lo que te estoy contando:

Tengo un dilema interno y quiero saber si algo que tengo en mente debo hacerlo o no; si debo ponerle atención especial o no. Entonces pienso en la cuestión y le digo al Universo:

“Si es que sí y tengo que ir adelante con lo que tengo en mi mente que pase un coche rojo por mi derecha; O que ese extraño que hay delante levante su cabeza y me mire…”

Así es cómo muchas veces me entretengo a responderme cosas que me tienen la mente ocupada. Y lo mejor de todo es que Sí o Sí les hago caso. ¿Por qué No?.. Al final la vida en la que vivimos podemos tomárnosla como un juego. Todo es posible y yo he decidido tomarme mi vida como un juego.

Las peticiones abstractas de este tipo no las controlamos directamente, pero si el Universo quiere respondernos positivamente pasarán.

Hay otro tipo de Señales que me crean mucha curiosidad y a la vez una credibilidad inexplicable racionalmente. Más bien están sintonizadas con mi Corazón. Es algo que mi Alma conoce pero no sé ponerle palabras. Estas Señales son los Números. Sí, las secuencias de números. Desde hace muchos años que me aparecen secuencias numéricas repetidamente en varios lugares, cuando giro la cabeza y veo la matrícula de un coche, el número del portal de una casa, un chico con camiseta y ¡Wuala!… El mismo número o la secuencia del ticket de la compra, el valor mismo de la compra…

Recuerdo muy bien, no hace tanto tiempo, que eso me pasaba con la secuencia de unos: me encontraba el 11, el 111 y el 1111 por todos lados. Y sé de buena mano que esto no solo me pasa a mi, sino que nos pasa a muchos.

Estas secuencias son mágicas, son códigos del Universo transmitidos para traernos señales que debemos saber entender.

Finalmente el sistema de Señales que yo uso más son las Señales de mi Corazón. En función de la vibración que me transmite mi corazón sé si lo que está sucediendo es sano o no. Y conscientemente puedo tomar la decisión de continuar o de retirar.

Si te gustó este artículo dale click en ME GUSTA y compártelo en las redes sociales:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here