Seamos como el árbol: Dejemos que el viento se lleve todo lo que ya no Necesitamos

Soltar, fluir y dejar que todo pase como deba pasar. Es muy fácil hablar sobre ello y aconsejar a los demás. Pero esta vez me he puesto a analizar y me he preguntado, ¿de verdad lo hacemos nosotros mismos?

Soy una persona que le gusta tomar la vida por las riendas, muy pocas veces me siento a esperar lo que me depara el futuro, usualmente lucho y hago de todo para que las cosas se den a mi favor y para alcanzar objetivos. No digo que esto sea malo, únicamente creo que no siempre lo que queremos es lo que necesitamos, a veces es exactamente lo opuesto. Forzar a que algo suceda, es perder la oportunidad de que la vida nos sorprenda. A veces también es bueno dejar que las cosas pasen.

La decisión de soltar no es fácil, estamos acostumbrados a caminar por la vida con cargas de tiempos que ya se fueron, con dolores, con rencores, con amores pasados, con los “que hubiera pasado si….”. Pero qué más da, si no se puede regresar el tiempo la única opción es mirar hacia adelante, así que de verdad hay que intentarlo.

Ayer caminando por las calles de Barcelona, me quedé admirada por la belleza del otoño,  de las hojas caídas en el suelo, de cómo el viento se las lleva. Aunque los árboles se quedan pelados en la época de frío, se renuevan totalmente en primavera, listos para florecer cuando el sol vuelva a brillar, es su proceso de renovarse y liberarse.

TE PUEDE INTERESAR:  Los 10 mandamientos de la verdadera felicidad

¿Por qué no somos nosotros cómo los árboles? ¿Por qué nos cuesta tanto dejar que el viento se lleve todo lo que ya no necesitamos? Dejemos que el viento haga su trabajo, que nos purifique y libere, y que el sol de un nuevo día nos haga renacer. Dejemos que nos sorprendan mañana con lo que tenga que llegar, porque estaremos tan ligeros de equipaje que lo podremos manejar.

Mi conclusión del día es que el destino nos lleve a donde nos deba llevar, porque será ahí donde debamos estar. Después de todo lo que es para uno, lo será. Si se aleja volverá, si se pierde lo reencontrarás. Déjalo fluir porque lo que es tuyo permanecerá.

Catalina Carvajal /catabela.com

Si te gustó este artículo dale click en ME GUSTA y compártelo en las redes sociales:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here