Vivir en el final es el inicio de todo...

Alrededor del 99% de la población mundial NO sabe lo que quiere, ni a corto plazo, mucho menos a largo plazo, eso es equivalente a sobrevivir y NO a vivir.

Si no sabes lo que quieres es imposible que lo logres. Conozco muchas personas que se la pasan buscando la felicidad, pero ni siquiera saben que ES ser feliz para ellos. Creen que si tienen o hacen lo que otras personas que aparentemente son felices ellos también lo serán, y enfocan su vida en tener o hacer lo mismo que esas personas.

El saber lo que quieres ser, hacer o tener te da la pauta para poder imaginar y visualizar “eso” que quieres y entonces darte cuenta si en realidad lo quieres. Es necesario ver (mentalmente) el resultado final para empezar a asumirlo y vivirlo en el momento aunque eso aun no se haya manifestado físicamente.

La vida se crea en el SER (dentro de nosotros) y no en el hacer o tener como la sociedad nos lo ha enseñado. Hay que empezar a vivir (sentir) lo que quieres ser, hacer o tener en este momento y no esperar a tenerlo, porque si te esperas a tenerlo es posible que nunca llegue ya que mientras llegue te sentirás mal (pones energía negativa en el Universo). En cambio si empiezas a vivirlo en este momento tu SER va a atraer eso que quieres y a manifestarse.

TE PUEDE INTERESAR:  Como tu te ames, nadie te amará

Hay una gran confusión entre vivir en el final y vivir el HOY. Vivir en el final simplemente significa saber el RESULTADO de lo que quieres para entonces poder empezar a vivirlo desde este momento, vivirlo desde HOY, que es el único momento que tienes y que realmente existe. Vivir en el final no significa vivir en el futuro, ni mucho menos va de acuerdo con esa famosa frase de “Fíngelo hasta que lo tengas”.

Fingir es aparentar SIN sentirlo y para que algo se manifieste se requiere SENTIRLO y EXPERIMENTARLO con todos tus sentidos. Hay muchas personas que se la pasan “fingiendo” una vida y lo único que logran es acostumbrarse a fingir delante de los demás, pero nunca llegan a sentirse satisfechas ni felices, sino todo lo contrario, terminan por sentirse totalmente infelices porque casi nunca llegan a ser lo que verdaderamente desean. Tus estados de ánimo o emociones diarias son las que determinan lo que tienes o no tienes.

“No puedes poseer y desear una cosa al mismo tiempo…o la deseas o la tienes”. Esta frase me encanta porque es una verdad que no es comprendida por la mayoría de las personas y vivimos la vida deseando tener cosas. El deseo es el primer paso para tener algo, pero si te quedas en el estado de animo (emoción) del deseo nunca lo tendrás. El querer o desear algo significa la negación de algo, es decir significa afirmar diariamente que te hace falta “eso” o que no lo tienes.

TE PUEDE INTERESAR:  Seamos como el árbol: Dejemos que el viento se lleve todo lo que ya no Necesitamos

Después de desear algo se requiere avanzar y ASUMIR que ya lo tienes para entonces cambiar de estado (emoción) y empezar a experimentarlo y vivirlo día a día, esto es vivir en el final. ¿Te sientes igual cuando quieres algo que cuando ya lo tienes? Supongo que no, entonces ¿Cómo te sentirías (sientes) si ya tuvieras eso que quieres? Ah, pues así es como te debes de sentir desde el momento en que quieres o deseas algo.

La vida es fácil cuando aprendes a crearla desde el SER. Mientras sigas queriendo crear tu vida desde el Hacer o Tener, lo mas seguro es que sigas luchando y complicándote la vida a diario, simplemente porque estas yendo en contra de tu propia naturaleza como ser humano, no del mundo exterior (familia, amigos, circunstancias, gobierno, trabajo, etc…) como tu crees.

Aprende a definir claramente lo que deseas y empieza a sentirte (emociones) como si ya lo tuvieras todos los días y te aseguro que pronto lo veras manifestado porque todo empieza dentro de ti y en final.

Por Patricia Anaya

Si te gustó este artículo dale click en ME GUSTA y compártelo en las redes sociales:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here